Carmelo

“…que mucha alegría me daba ver nacer un nuevo palomarcito de la Virgen, donde mucho se amase al Señor… que, en poniéndose el Santísimo Sacramento parecía estaba todo hecho….”