“…Entended hijas, con verdad, que hay otra cosa más preciosa, sin ninguna comparación, dentro de nosotras, que lo que vemos por fuera. No nos imaginemos huecas en lo interior… traigamos cuidado de acordarnos tenemos tal Huésped dentro de nosotras”